“La humanidad, no cree en la realidad”
21 de diciembre 2020

“La humanidad, no cree en la realidad” La verdad NO está funcionando…
SER O NO SER, ESA ES LA MATRIZ QUE OPERA
DECLARADA LA GUERRA TOTAL A LA TIERRA, EL AGUA, EL AIRE.
Por: Fernando Ballesteros Valencia
No hay cambio de paradigma. Es el momento de re-escribir la historia. Cuando Saturno devora a su hijo. Hasta el momento, la humanidad, generación tras generación, ha transmitido su conocimiento de manera, gestual, corporal, verbal, escrita, grafica; hasta ahí, es el modelo de la sociedad del conocimiento; basada en la transmisión de información acumulada, un modelo mecánico de datos, el autómata del procesamiento de datos, de la información del repetir, herrar, acertar, replantear; la unión entre la práctica y la teoría, o la teoría y la práctica, o sea, se replantea permanente mente su actuar. Este último, es lo aprendido, lo comprendido, lo experimentado, con resultados; siéndole estos favorables, se hace su acopio y se definen como fórmulas de éxito. Una vez, esta claridad; se recrea y reproduce una matriz, un modelo de copiar y pegar, que todos debemos asumir; los mejores calificados son actos; al asumir como la verdad revelada estas tesis, el de la; solo los mejores, quien obtenga las calificaciones, las más altas, las evaluaciones; definen si el modelo planteado y si el - al sujeto social, este, está calificado para la supervivencia y la diferencia entre el promedio del común. Sabios, genios, mentes brillantes, científicos, seres humanos superdotados, super hombres, super mujeres, casi nunca se dice o se refiere a la mujer en tal equivalencia, es así. Resignificar es pensar que lo que hemos logrado como civilización contemporánea, es la síntesis del homo Sapiens, el ser pensante, superior a todas las trazas de la humanidad que le precedieron; somos la síntesis, el ADN, inmejorable de la sabiduría; esta es otra tesis, la mima desde otro postulado; somos las generaciones que superamos el horror de dos guerras mundiales, e infinidad de guerras de exterminio de pueblos nativos, de campesinos asesinados; ahí la escala; una vez más, está; la matriz, la ecuación, los superiores a todo, solo los mejores, no es la selección natural o la lucha del más fuerte sobre el más débil, es la institucionalidad establecida, lucha de clases, de poder, del opresor contra él oprimido. Somos la raza elegida, la supremacía racial, la potencia mundial, los todos poderosos que hemos sometido a la tierra, el agua, el aire.
La Tierra, la hemos puesto patas arriba, arrasamos los bosques tropicales en todo el mundo; las selvas, la Amazonia; por cada árbol derribado, perdemos una tonelada de agua evaporada que funciona como filtro del aire, aire contaminado, aire que se respira; vida; la mega industria, el supra modelo corporativo trasnacional, ha creado el Frankenstein, a costa de la calidad de vida misma de miles de especies, de la humanidad; el invento de un dios todo poderoso, de un señor absoluto de una organización oligopólica; el señor desarrollo, trasladado a su máxima expresión, la transmutación genética; hemos leído, copiado y cambiado el ADN de la naturaleza de la vida; creamos nuestros propios alimentos transgénicos, ya no necesitamos el caos de la naturaleza que nos provee el alimento, estos, los de la naturaleza al fin y al cabo no tienen licencia de exclusividad, no tienen patente de explotación; no nos permite acumular indefinida mente riqueza; el control del consumo, por el cuanto tienes cuanto vales; la supervivencia alimentaria tiene costo, debe costarle a esa inmensa mayoría llamada sociedad; tiene que pagar por ello, no la infinita bondad de una naturaleza; medio ambiente, la mitad; hasta no dejar, si no lo que se puede mercadear, una madre dadora de alimento, el género femenino ya nos habla del trato, dado, del sentido de equilibrio, el, la, que pueda pagar, come; los alimentos naturales no tienen licencia de producción en línea; ahora las semillas están patentadas, el campesino, solo siembra lo que la mega industria le venda; no tiene dinero, el crédito, la deuda, el embargo, la expropiación. Una vez más el modelo del supra poder, copiar pegar, replicar; un supra modelo, es la medida del éxito, el mayor consumidor es el modelo del éxito.
La individualidad, el egoísmo, la concentración, ahí el nuevo dios, el del consumo, copiar pegar, todos listos en la línea de partida, a consumir, el nuevo paradigma. La extracción de diamantes, excavaciones de petróleo, de minas de oro, la riqueza de la tierra, es espoliada; a los países sometidos, solo les es posible la explotación de sus riquezas, hasta el agotamiento, alrededor de las minas que generan multimillonarios, en su entorno la miseria, pobreza; si, hasta el exterminio, miles de especies exterminadas; no transferencia de desarrollo, no transferencia de tecnología, no conocimiento de educación de calidad, de salud, de estado de bienestar; solo unos pocos; la selección natural, el pez grande, se come al chico, una vez mas la matriz.
El Agua, fuentes hídricas por doquier, el rio Rin en el viejo continente – Europa; el ejemplo mas claro en el mundo, del hombre que domina la naturaleza; una fuente de vida, termina siendo una cloaca de la metrópoli; hoy recuperada; la fuerza, el poder; guerra y riqueza, traídas desde y a los confines del planeta, del nuevo mundo, la tesis del miedo, el temor, el caos, la muerte, péndulo permanente sobre el cuello, los humanos patentados, códigos de barras, códigos binarios; solo los estados supremacistas, en la sombra, se coloca sobre la mesa, el registro del peso de la balanza, el poder una vez más, el del más fuerte, es quien define, lo bueno o quien es malo, que me conviene en tal circunstancia y que me beneficia más a mis intereses de poder; los derechos del resto del mundo, dan sus frutos; todo lo podemos cambiar, modificar, manipular, a un a partir del caos. Sur América, el lago Titicaca - fallece, antes un humedal inmenso, de mayor altura del mundo, hoy un charco de lodo, nos lo muestran los medios internacionales, multinacionales compran la Patagonia, millones de hectáreas del continente son propiedad privada, el rio Bogotá, el rio Tunjuelo el primer rio de cemento del mundo, depósito de las sobras de mezcladoras de la industria de la construcción, se vierten a la fuente hídrica, otrora, espejo de agua, rio de pesca, paisaje perfecto, el milenario Tunjo, el dorado sometido. En las laderas del páramo más extenso del mundo, el Sumapaz, localidad número veinte, se levanta un relleno sanitario que ha hecho explosión tres veces; en Colombia, la reserva de agua más grande del mundo, equiparable a la llave del agua que alimenta la sed del mundo, la que más produce agua; es hoy filtrada por las mezclas de lixiviados, basuras toxicas, vertimientos de ríos putrefactos cloacas de la ciudad como el Bogotá, Fucha, entre otros; una mezcla de cemento, demoliciones de la urbe sirven como cemento base para rellenar los humedales; a ello se suma, se entierran por miles de toneladas de extracción la tierra antes fértil; las verdes montañas, arrasadas con la cuchilla industrial de la construcción, para la selva de cemento de la ciudad capital que como un gran mostro que devora a su hijo, requiere treinta millones de toneladas al año para la construcción, “más cemento menos cerebro”. Sumemos, el derrame de petróleo, con impacto global, el del golfo de México – plataforma marina Deepwater horizonte - BP - Norte Americana, 4.9 millones de barriles, 210 millones de galones de gasolina se vertieron a los océanos del mundo, el responsable Estados Unidos – occidente, al igual que oriente se comparten con China, Japón, estos tres, los mayores contaminantes del mundo. En medio de pandemia, se sumó uno más, el derrame de petróleo sobre la Amazonia, con quince mil barriles de petróleo, afectando a más de ciento veinte mil personas en Ecuador, a ello se suman los históricos.
Aire, respiramos micropartículas de plástico, comemos micro partículas de plástico, la comida pasa por empaques más de un ochenta por ciento por envases o cubiertas plásticas; cuando la comida se calienta, o se vierte sobre el icopor a alta temperatura, vasos, platos, cubiertos plástico, bolsas, empaques, ropas, trajes, cosméticos, limpiadores de manos, líquidos embasados, tapabocas, plástico; este libera micro partículas; cinco islas, un continente de basura en los océanos, hoy son parte del paisaje, obras maestras de la especie humana. El impacto sobre la atmosfera que respiramos del proceso de combustión de los combustible de avión, no se ha cuantificado, el efeto a esta fuente de vida, al aire, a las especies, a la humanidad; para nosotros los humanos el firmamento es azul, limpio, diáfano, transparente; la atmosfera, la calidad de aire que respiramos, ese es el asunto; alertas amarillas, naranja, roja de contaminación, cuarentenas ambientales; el aire que respiramos, que compartimos, frente a nuestros congéneres, ya no es recomendable, no tosa, distanciamiento social, el retorno a la caverna, a la oscuridad; las cuatro paredes, la cárcel del laberinto urbano; todo cuanto nos llevamos a la boca esta “ lavado” por derivados del petróleo, el jabón, los limpiadores, el enjuague vocal, los detergentes, líquidos con que limpiamos, con la que se lava los platos y cubiertos, los gel y tapabocas con el que en la actualidad combatimos el SARS Coronavirus; sumadas las siete plagas, todo cuanto usamos en las urbes procede de derivados del petróleo; la suma se va cerrando, con la combustión de gasolina que produce el parque automotor, los vehículos, motos, todo cuanto utilice gasolina, se transforma en veneno para la atmosfera, para el aire que respiramos; el humo de los vehículos nos está matando; está asesinando la calidad del aire, nos están matando. La guerra declarada al a tierra, el agua, el aire.
Asistimos a la era del Antropogénico, se extermina al Homo sapiens - Sapiens, la matriz del Antropogénico, la única especie que elimina a los de su misma especie, es el fin del imperio de los imperios, industrial, desarrollo, moderno; feroce el de los pensantes con ética, moral, principios, valores morales, se extingue; resignificar el cambio de los tiempos. El Antropogénico el del todo poderoso. La matriz de la vida, sobre la de muerte.
A manera de nota aparte, una nueva sepa - variante del SARS Coranoravirus se registra en Inglaterra, al viejo continente, se le cierran los aeropuertos del mundo. Una experta en biología, al preguntarle, ¿por qué ?, si Londres le parecía tan perfecta, por que no vivía ahí; ella respondió, “el costo ambiental, a la tierra, el agua, el aire, de esa isla es inconmensurable.

Clúster Media Comunicaciones / Clustertv.net
Periodista Comunicador Social Investigador
Centro de estudios en comunicaciones para Iberoamérica
Semana Primavera Verde Bogotá 2.020 2.030 / Colombia
#SemanaPrimaveraVerdeBogota 2.020 2.030

Volver atrás